Euskoart

De Lunes a viernes

09:00 – 13:00      16:00 – 19:00

Teléfono – 944  47  42  96

info@euskoart.com Visítanos

Calle Ribera Botica Vieja, 20

48014 Bilbao (Vizcaya)

LA FACHADA VENTILADA

La tendencia a construir y rehabilitar edificios de acuerdo a una mayor eficiencia energética está imponiendo el sistema constructivo de Fachada Ventilada y SATE en España. El desarrollo sostenible es un hecho que nos afecta a todos y, por ello, los gobiernos apoyan y fomentan las prácticas enfocadas a la eficiencia energética mediante la concesión de subvenciones.

Sin embargo, estos sistemas constructivos siguen siendo unos grandes desconocidos. Las preguntas más habituales que surgen a un particular o a una comunidad de vecinos son: ¿en qué consisten y cómo funcionan? ¿qué ventajas e inconvenientes tienen? ¿cuánto me cuesta rehabilitar mi fachada?

En Murart acumulamos más de 35 años de experiencia en rehabilitación de edificios, somos experto en la materia, por eso vamos a intentar aclarar todas esas cuestiones.

¿Cómo funciona la fachada ventilada?

La Fachada Ventilada es una solución constructiva que permite revestir el exterior de una fachada con distintos tipos de materiales, siendo su función principal, la separación física del revestimiento de acabado y el muro interior.

Sobre la fachada del edificio se fija el aislamiento y unas ménsulas a las que se sujeta una estructura metálica, generalmente de aluminio, destinada a soportar el revestimiento de acabado escogido (porcelánico, piedra, panel composite, etc), dejando una separación entre éste y el aislamiento (cámara de aire), permitiendo el flujo de aire.

El tipo de ménsulas, estructuras, anclajes, etc varía en función de las prestaciones que se requieran y del tipo de revestimiento, aislante y sistema de colocación escogido, y se complementa con los remates necesarios en los puntos singulares de la fachada.

La Fachada Ventilada mejora la eficiencia energética del edificio respecto a las fachadas convencionales. A continuación, explicamos de manera sencilla el funcionamiento de la Fachada Ventilada en dos estaciones extremas; verano e invierno. 

En verano el sol incide sobre el revestimiento calentándolo a altas temperaturas transmitiendo el calor a la cámara que se forma entre éste y el aislamiento, provocando la variación de la densidad del aire que contiene respecto al exterior. Cuando el aire de la cámara se calienta, pesa menos y asciende por convección natural. De esta forma se renueva el aire, sale el cálido por la zona superior y entra en su lugar aire fresco por la inferior. Esto se conoce como “efecto chimenea”, y junto con el aislante colocado permite mantener fresco el interior de la vivienda.

Por contraposición, en las fachadas no ventiladas, el sol incide directamente en el revestimiento sobrecalentando el edificio y transmitiendo el calor al interior de las viviendas, lo que promueve el uso de equipos de aire acondicionado en el interior con el correspondiente gasto y consumo energético. Aunque en ocasiones en verano no se requiera el uso de aire acondicionado, siempre se conserva más fresco el interior de las viviendas con la consiguiente mejora del confort.

Mientras que en Invierno se produce el efecto contrario, el sol no es tan intenso, por lo tanto, la temperatura exterior e interior de la cámara son parecidas y el “efecto chimenea” se reduce drásticamente, acumulándose el calor en la cámara y mejorando con ello el comportamiento del aislante y, consecuentemente, conservando la temperatura del edificio. De ahí que no resulte necesario consumir tanta calefacción al mantener la temperatura del interior de las viviendas sin variaciones.

Fachada Invierno

La excelencia de este sistema de fachada reside en el aislamiento que produce en el edificio, lo que supone un ahorro en el consumo energético. Es recomendable completar el sistema con una adecuada carpintería.

Así quedaría en tu edificio un sistema de Fachada Ventilada que además ofrece numerosas ventajas en la rehabilitación de fachadas respecto a los sistemas tradicionales:

Fachada Ventilada

Ventajas Atmosféricas

  • Mayor estanqueidad del sistema gracias a la separación del revestimiento que hace de barrera pluvial y protege del viento, evitando a su vez la acumulación de humedad y condensaciones en el cerramiento, aumentando su vida útil.
  • Elimina los puentes térmicos, es decir, aquella zona de la envolvente en la que por una razón u otra las propiedades térmicas se ven mermadas de una manera considerable respecto al resto de la fachada (frentes de forjado, pilares, …).
  • Evita grandes variaciones de temperatura manteniendo la estabilidad térmica en el interior de las viviendas gracias a la cámara de aire y el aislamiento, mejorando con ello el confort térmico.
  • Los sistemas de Fachada Ventilada con aislamiento térmico mejoran la eficiencia energética de los edificios y contribuyen a la reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera.
  • El revestimiento ofrece una protección frente a la incidencia directa del sol sobre el resto de capas (aislamiento y cerramiento) amortiguando los cambios bruscos de temperatura, y prolongando de esta manera su vida útil.

Ventajas Técnicas:

  • La cámara de aire y el aislante de lana mineral mejoran el aislamiento acústico de las viviendas mejorando su confort acústico.
  • Facilidades de colocación y limpieza al tratarse de una instalación de «obra seca», mediante anclajes mecánicos previamente calculados para resistir la carga de viento y el propio peso de la placa.
  • La estructura metálica portante permite corregir desplomes e irregularidades de la fachada preexistente.
  • Las placas de revestimiento se colocan con una junta perimetral (en función del material) que, junto a una adecuada instalación, evita cualquier tipo de patología derivada de la propia dilatación del material, garantizando que el material preserve su buen aspecto (sin aparición de grietas o fisuras o abombamientos por tensiones restringidas), lo cual disminuye el mantenimiento.
  • Permite una mayor transpiración de las viviendas respecto al SATE.

Ventajas Económicas:

  • Permite acceder a importantes subvenciones.
  • Este sistema de fachadas genera un aislamiento térmico del edificio (en verano no absorbe calor y en invierno “abriga” al edificio), lo que supone un ahorro energético del 40-70%.
  • Con este sistema se aíslan los edificios desde el exterior evitando la reducción del espacio habitable interior de las viviendas.
  • El sistema revaloriza económicamente el inmueble, mucho más que la simple restitución del revestimiento de la fachada.
  • Las fijaciones mecánicas permiten, habitualmente, prescindir de la retirada del material de revestimiento previo existente en la fachada, con la consiguiente reducción del coste de la rehabilitación.
  • Se trata de una solución con muy bajas necesidades de mantenimiento, siendo posible en algunos sistemas la reparación puntual satisfactoria, sin afectar al conjunto del sistema.
  • Permite la utilización de revestimientos como acabados de larga vida y con un mantenimiento, si se quiere, solo de limpieza.
  • Tiene un coste de mantenimiento a medio-largo plazo muy inferior al SATE.
  • La duración de los acabados de revestimiento es muy superior a la del SATE.

Ventajas Estéticas:

  • Es un sistema constructivo que admite la colocación combinada de diversos materiales de revestimiento, tales como la piedra natural, porcelánicos, laminados de alta presión, composites, fibrocementos, madera, etc. no siendo determinante el peso de los mismos al contar con una estructura portante calculada a tal efecto.
  • Aporta modernidad a los edificios al permitir diseños vanguardistas y la utilización de materiales de última generación.

¿Tiene alguna desventaja la Fachada Ventilada con respecto al otro sistema de rehabilitación energética SATE?

Sí, aunque como verás son muchas menos que las ventajas:

  • La mayor inversión económica que supone por la estructura metálica y los revestimientos de acabado, así como, en algunos casos, su importación.
  • No aporta la estanqueidad del SATE ni los acabados que permite el mortero acrílico del SATE.
  • Las placas de revestimiento impiden ocultar las juntas de despiece.
  • La ejecución de algunas figuras geométricas sin discontinuidad es imposible o de difícil ejecución.
  • Al igual que el SATE, provocan la ocupación del vuelo en zonas públicas o privadas al ser sistemas que se colocan sobre el revestimiento o cerramiento existente en los edificios.
  • La sustitución de piezas o instalación resulta compleja en función del sistema de anclajes, etc. utilizado por lo que es necesario empleados cualificados. Con Murart este último punto deja de ser un inconveniente ya que contamos con personal propio cualificado y más de 23 años de experiencia en el montaje de Fachadas Ventiladas, con multitud de sistemas y revestimientos.

¿Cuánto cuesta?

Los precios varían considerablemente en función de los materiales a utilizar y el sistema de colocación. También dependen de las instalaciones que sea necesario modificar -gas, agua…- o de la complejidad del andamiaje o los accesos.

En Murart queremos ayudarte y por eso tramitamos gratuitamente las subvenciones a las que puedan optar las comunidades o los particulares. Rellene el formulario de nuestra web y empecemos a rehabilitar su edificio (pinche aquí).

Además recuerde que en www.murart.com puede solicitarnos presupuesto sin ningún tipo de compromiso. ¡En Murart estamos para ayudarle!